25 mar. 2016

¿Panamá está preparado para un Tsunami?

Panamá está ubicado dentro del "Anillo de Fuego del Pacífico", que incluye también Chile, Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala, México, Estados Unidos, Canadá, islas Aleutianas, Rusia, Japón, Taiwán, Filipinas, Indonesia, Papúa Nueva Guinea y Nueva Zelanda. En esta zona se han generado sismos y tsunamis con consecuencias graves para la comunidad, recordando los más relevantes ocurridos en el último siglo: 1906: Ecuador 8,8; 1952: Kamchatka-Rusia 9,0; 1957: Alaska-EE.UU. 8,6; 1960: Valdivia-Chile 9,5; 1964: Alaska-EE.UU 9,2; 1965: Alaska-EE.UU. 8,7; 2004: Sumatra-Indonesia 9,1; 2005: Sumatra-Indonesia 8,6; 2010: Honshu-Japón 9,0; 2011: Concepción-Chile: 8,8.
Estos antecedentes históricos y estadísticos dan muestra que Centro América y Panamá en particular no están exentos de la ocurrencia de un Tsunami en sus costas, ya sea por acción de un sismo cercano o, tan o más grave que lo anterior, como consecuencia de algún gran sismo dentro dentro del Anillo de Fuego como los recordados más arriba; los hechos señalan, por ejemplo, que los sismos de 1960 y 2010 ocurridos en Chile generaron un tsunami no solo en ese país sino que también en Japón; a su vez, el sismo de 2011 ocurrido en Japón generó un tsunami no sólo en esa zona, sino que también en las costas de Chile; en ambos casos, la energía liberada fue tan fuerte que permitió que la onda de tsunami viajara kilómetros de distancia para alcanzar las costas de la vereda del frente de la cuenca del pacífico.


Aumentan las probabilidades de este fenómeno, si consideramos que en el ala central del Anillo de Fuego se encuentra la "Fosa Mesoamericana", un gran cañón submarino en el Océano Pacífico que constituye el límite entre la Placa del Coco y la Placa Caribe. Esta zanja se extiende desde el sur de Mexico hasta Panamá y en la zona de subducción (zona de contacto entre ambas placas), la placa del Coco se hunde bajo la placa Caribe; esto explica en parte, la cantidad de temblores y volcanes en América Central.
La historia de Panamá registra varios sismos de magnitud superior a 7 grados, destacando en los últimos años el de 1982, de magnitud 7,9 y el de 1991, de magnitud 7,4.
Con todos estos antecedentes, no vale la pena hacerse la pregunta ¿Ocurrirá en Panamá un gran sismo y tsunami?, pues los hechos demuestran que sí han ocurrido y que volverán a ocurrir; por lo tanto, la pregunta que no tan solo hay que hacerse sino que ATENDER es ¿Estamos preparados adecuadamente para enfrentar un Tsunami?... esta pregunta merece responder y conocer algunas cosas y entre ellas, donde se ubican las áreas seguras de concentración de la comunidad, ubicar o reubicar en zonas seguras a colegios, hospitales, bomberos, etc., conocer las zonas de evacuación e instalar señaléticas para ello. Todo esto debe ser parte de un gran plan de Contingencia, que involucre a diversos servicios públicos y también privados.
Esta artículo busca sensibilizar algo más sobre este tema y, por  sobre todo, darnos cuenta que nos falta mucho por aprender, mucho por gestionar y preparar planes de riesgo y evacuación que consideren distintos escenarios, diurnos, nocturnos, vacaciones, periodos normales, etc., toda una gran tarea pendiente.
En aquellos países que ya han tenido varias experiencias, algunas muy traumáticas, el conocimiento, la educación, las actividades y acciones preplaneadas y, por cierto, la calma, les ha permitido enfrentar este tipo de eventos.
Particularmente puedo dar fe del aprendizaje que Chile ha tenido y las acciones que ha generado desde el sismo-tsunami ocurrido el 2010, al formar parte del Sistema de Alerta de Maremotos de Chile (SNAM) entre los años 2011 al 2015, y en particular al tener la gran responsabilidad en el último sismo-tsunami de magnitud 8,3 ocurrido en septiembre del año 2015, de activar la ALARMA DE TSUNAMI para las costas de Chile, acción que también alertó y activó la red de monitoreo de tsunamis del Pacífico.

Cordialmente, Director PSUB.



No hay comentarios:

Publicar un comentario